Entre la ficción y la realidad

Autor: Ignacio Blanco Alfonso, Pilar Fernández Martínez (coordinadores)

Título: Entre la ficción y la realidad. Perspectivas sobre periodismo y literatura.

Lugar de edición: Madrid

Año de edición: 2011

Editorial: Fragua

Entre la ficción y la realidad es una recolección de artículos, reflexiones y estudios de varios escritores y periodistas cuyo objetivo común es mostrarnos la relación estrecha que existe entre el mundo literario y el periodístico.

No hay dos mundos separados, sino un solo mundo que se interrelaciona. La imagen de escritor como un gran artista y la del periodista como un escritor mediocre se deja de lado. El periódico nace de la necesidad de comunicación de la cultura en todas sus ramas y la literatura está unida a él desde sus inicios. Además ambos comparten una misma herramienta, el lenguaje. Algunos de los lingüistas más destacados del español como Manuel Alvar, Valentín García Yebra y Fernando Lázaro Carreter escribieron artículos sobre el uso adecuado del lenguaje en los periódicos que acabaron recopilando para publicar libros.

Centrándonos en los ejemplos españoles, grandes escritores admirados por sus obras literarias, lo fueron también por sus participaciones en los periódicos mediante textos como: el artículo, la crónica de viajes, la columna de opinión… Consiguieron unir el lenguaje preciso, la información sobre la actualidad del momento que utiliza el periodismo, con un enfoque literario que enganchaba y transmitía una visión evocadora al lector. Miguel Delibes, José Ortega y Gasset son algunos de esos ejemplos.

Los textos periodísticos no son un pariente lejano de la literatura del que nadie se quiere acordar. El periodismo es un género literario más, que bebe no solo de la novela de no ficción sino de otros muchos géneros (para Muñoz Molina la columna de opinión es como la poesía) y estilos literarios que han tenido gran influencia en los textos periodísticos: el romanticismo (tardío en España) y la cultura persa han dejado su huella en el periodismo y la literatura española. Por ello, en este libro también se hace una reflexión sobre los derechos de autor en la elaboración de las noticias como una obra al igual que los textos literarios están protegidos por la ley.

Hoy en día, la literatura sigue teniendo su espacio en el periódico tanto en la sección de cultura como en las columnas de opinión. Éstas últimas, muy valoradas por los lectores y de gran importancia en el periodismo español, son el último reducto en el que los periodistas pueden dejar volar su imaginación y darle un toque más personal y literario a sus textos. La columna de opinión es la mejor representación del estilo literario en el periodismo y generadora de un gran prestigio para su autor. Francisco Umbral, Larra, Muñoz Molina son algunos de los columnistas que demostraron que los textos periodísticos también pueden dar prestigio en esta sociedad.

Sin embargo, la función de comunicador de cultura del periódico para la que nació se va difuminando. La sección cultural en los periódicos es una sección cada vez más reducida que ni de lejos ocupa los primeros puestos en importancia ni en el contenido, ni en el número de páginas en los diarios actuales. El contenido cultural muy amplio de por sí, no está definido en los diarios, que dividen los temas culturales en las secciones de cultura y espectáculos y gente y sociedad porque no saben dónde introducirlo. Es también reseñable que el género que más destaque en estas secciones sea el reportaje interpretativo y la noticia, en lugar de la crítica, la columna de opinión o el análisis y que los contenidos que copan esta sección sean: la lista de publicaciones de libros y revistas más vendidos, los últimos estrenos de cine y algún que otro certamen o concurso literario y la entrega de algún premio de relevancia. Mientras que otras ramas de la cultura como el teatro, la danza o la ópera rara vez aparecen en la prensa.

La pérdida de la perspectiva para la que fue creada la prensa, a la que se suma la aparición de la Web 2.0, ha hecho que los periódicos pierdan cada vez más lectores. La forma de recuperarlos es recuperar  la función del periodismo: comunicar, entretener y difundir conocimientos. En este aspecto, la literatura juega un papel transcendental. Tanto la literatura como el periodismo tienen en común el objetivo de comunicar y de entretener. Los lectores quieren textos que no solo aglutinen datos sino que les provoque satisfacción leer y para esto la unión de la literatura con el periodismo sería la fórmula perfecta.

Rocío Quintana Fernández

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s