Uno no conoce nunca a otro ser humano

Autor: Graham Greene

Título: El americano tranquilo.

Año de edición: Julio, 2007

Editorial: Edhasa

Graham Greene sitúa esta obra en el contexto de la guerra de Vietnam, bajo el punto de vista de un reportero de guerra británico, Thomas Fowler. Un hombre al que la guerra ha convertido en una persona fría, cínica y podría decirse que hasta egoísta y carente de sentimientos en alguna ocasión. Fowler es uno de los tres personajes centrales de la historia junto con Pyle, un nortamericano que trabajaba para la misión económica, y Phuong, a la que se nos presenta inicialmente como la prometida de Pyle.

La novela, dividida en cuatro partes, comienza con Fowler y Phuong en escena esperando a que Pyle llegue a su cita en la casa del corresponsal. Pero Pyle nunca llegaría y es en ese momento cuando Thomas recibe la noticia de su muerte. A partir de ahí Greene comienza a contarnos la historia de los personajes a través de flashbacks, siempre desde la perspectiva de narrador de Fowler, que es quien nos cuenta la historia. En un primer momento puede parecer que la historia se sostiene en el triángulo amoroso que mantienen Fowler, Pyle y Phuong, pero el trasfondo de la novela es mucho mayor y muestra muchas más perspectivas.

Lo primero que podemos observar en la obra de Greene es un claro antiamericanismo. El hecho de que Fowler sea un corresponsal británico y hable continuamente de la falta de objetividad de los reporteros norteamericanos, así como de haber dado lugar a una guerra innecesaria en la que sitúa como asesinos a los estadounidenses da muestra de la posición del autor ante este tema. Tanto es así que hace unos años se ha sabido que Graham Greene fue investigado por agencias de inteligencia americanas acerca de este tema.

Pero esta novela también indaga en los sentimientos y emociones de todos los que se ven involucrados en una guerra. A lo largo de la obra se destaca por ejemplo la ingenuidad de Pyle, que se refugia en las obras de York Harding y cree que todo lo que este escribe acerca de la democracia es aplicable a Vietnam y al mundo real, y aún  conserva la inocencia de quien no ha vivido todavía. Todo lo contrario le ocurre a Fowler al que los años y la guerra han vuelto duro y frío, pero que en el fondo se encuentra aterrorizado por pasar el resto de su vida solo, sin Phuong, así como por la muerte, la cual acepta e incluso a veces implora, pero teme al mismo tiempo, ya que como comenta en el libro, preferiría saber cuándo y cómo la muerte llamaría a su puerta.

Sin embargo todas estas características que se presentan en un inicio, van transformándose a lo largo de la novela, mientras vamos descubriendo cosas de los personajes. Fowler no es tan insensible como parece y a pesar de su cinismo es una persona franca y honesta. Se mantiene neutral en cada conversación con Pyle acerca de la guerra e incluso llega a sentirse culpable por la muerte de unos civiles locales, a pesar de que él es consciente de que no es su guerra y que él es un simple reportero. Por otro lado, la aparente inocencia de Pyle se pone en duda cuando vemos que consigue “robarle” la novia a Fowler (ya que cuando se conocen Phuong es pareja del corresponsal) y sobre todo cuando nos enteramos de que vende explosivos al general Thé, que representaría una supuesta tercera fuerza en la guerra. El tranquilo norteamericano, incluso llega a decir que las muertes generadas por las explosiones llevadas a cabo con el material que el proporcionaba, eran simplemente accidentes o heridas menores en el contexto de la gran guerra.

Al final del libro, nos enteramos de que Pyle había sido asesinado después de que las autoridades se enteraran de que vendía explosivos a grupos terroristas, y también sabemos que Fowler era consciente del futuro que le esperaba, y aún sabiendo que estaba haciendo lo correcto al dejar que se ocuparan de él, no podía evitar desear que algo se torciera en los planes de Pyle para que este no acudiera a su cita con la muerte.

Como conclusión, habría que resaltar que más que una novela sobre la guerra o sobre el amor, es una novela sobre las personas, sus sentimientos y lo que hay detrás de lo que dejamos ver a los demás.

“Pensé en el primer día y en Pyle sentado a mi lado en el Continental. Todo me había ido bien desde que había muerto, pero como deseaba que existiera alguien a quien pudiera decirle que lo sentía”.

Uxía Prieto

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s