Título: Torres de Piedra

Autor: Wojciech Jagielski

Editorial: Debate

Año y lugar de edición: Febrero 2011, Barcelona

 

Torres de Piedra es un magnífico reportaje del periodista polaco Wojciech Jagielski que trata sobre los hechos ocurridos en uno de los países que más ha sufrido de la historia: Chechenia.

Wojciech Jagielski es un periodista, corresponsal, escritor y columnista de Gazeta Wyborzca nacido en 1960. Estudió periodismo en la Universidad de Varsovia y rápidamente comenzó a trabajar en la Agencia de Prensa Polaca. Es el máximo representante vivo en el mundo del periodismo en Polonia y ha recibido multitud de premios en su país natal. Se dice que es el heredero del genial Ryszard Kapuscinski. Actualmente colabora también con la BBC y Le Monde. Ha publicado hasta ahora un total de cuatro libros, relatando conflictos armados además de el de Chechenia: Afganistán y África.

Este libro relata la segunda guerra entre Chechenia y Rusia. Debido a la sobreproducción de petróleo y la caída de la URSS, las  aspiraciones independentistas de Chechenia aumentaron. Narra el fin del sueño de independiencia checheno, y una espiral de terror en toda Rusia resumida en atentados indiscriminados y el sometimiento por la fuerza de cualquier atisbo revolucionario. La narración está estructurada en torno a sus dos protagonistas, Shamil Basáyev, héroe para unos y seño de la guerra para otros, y Aslam Masjádov, salvador para unos y cobarde aprovechado para otros. Esta segunda guerra fue una inteligente maniobra de un anónimo hasta entonces Vladimir Putin que patrocinó su candidatura al gobierno ruso y aseguró su elección. El sentimiento de revancha de Rusia, por la humillante derrota en la primera guerra chechena fue uno de los desencadenantes de la  segunda.

El héroe de la independencia, Shamil Basáyev, que buscaba la gloria y el reconocimiento, y que se había convertido al islam, declaró una guerra santa contra Rusia. Con sus tropas se adentró en el país vecino, Daguestán, con la intención de levantar a la población contra Rusia y formar un emirato conjunto entre daguestanos y chechenos. Basáyev fracasa en su intento y comienza una intensa retirada hacia Chechenia con los helicópteros rusos bombardeándolos. Rusia había estado esperando un motivo para comenzar una guerra que habían estado planeando durante meses. A pesar de la retirada del máximo exponente del ejército checheno, Shamil Basáyev, aún se pensaba que se repetiría la gesta y la humillacón de Rusia se ahondaría.

Jagielski acompañado en todo momento por un grupo de guerrilleros revolucionarios, recala en la capital chechena, Grozni, con el fin de entrevistarse con el presidente de Chechenia, Aslam Masjádov. Un presidente que no conrolaba el territorio que le era asignado y que esperaba que Putin no iniciara los movimientos para una nueva guerra. Masjádov nunca tuvo en sus manos el país y éste fue arrasado por las tropas rusas, obligando a los chechenos a refugiarse en las montañas.

A partir de la primavera del 2000, Jagielski se mantiene oculto en una pequeña localidad en la que ha de luchar contra la inactividad y el desánimo, debido a la imposibilidad de entrevistar a algún protagonista checheno. La guerra habría entrado en una fase en la que el ejército acosa a los guerrilleros a base de arrestos, saqueos y todo tipo e violencia contra la población chechena.

Mateo Codesido

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s