Escribe como Dios y trabaja como un burro

Título: “Mujer en guerra: más másters da la vida´´

Autor: Maruja Torres

Editorial: El País Aguilar

Lugar y año de publicación: Madrid, año 2004

Este libro, de la periodista barcelonesa Maruja Torres, es en realidad una vista al pasado que la propia autora hace sobre el transcurso y los momentos más relevantes de su carrera profesional. En él Maruja guía al lector a través de su experiencia vital y profesional, desde sus trabajos como reportera a sus destacadas entrevistas, pasando también por sus períodos periodísticos más grises. Sin olvidarse nunca de mostrar las emociones y sentimientos de Maruja en cada momento, que tanto influyeron en su trabajo y en la toma de decisiones que guiaron su carrera.

El libro comienza narrando su experiencia como reportera en Beirut, durante la guerra civil del Líbano que enfrentó a los cristianos y musulmanes del país. Sin profundizar demasiado en el conflicto, los acontecimientos o sus protagonistas, la autora prefiere contar su propia experiencia en primera persona. Nos descubre cuales fueron sus sensaciones y sus pensamientos cuando se refugiaba de los bombardeos nocturnos, lo imprescindible que resultó para ella la contratación de un chófer nativo cuyo recuerdo atesora con cariño, y los detalles más crudos de los atentados. De estos últimos hace especial hincapié en describirlos con esa visión humana y emotiva que no pudo utilizar cuando redactó la noticia.

Una vez que termina su relato de Beirut, su experiencia y su visión actual de la ciudad; la historia da un salto al pasado y seguirá, sin desviarse cronológicamente, narrando la vida y la carrera de Maruja desde su primer trabajo como secretaria, pasando por su primer empleo en una redacción, y terminando en el reconocimiento y el éxito del que disfruta hoy en día. Si hay algo en el libro que no se cansa de repetir y de lo que incluso presume, es de su falta de formación académica. Ella trabajó durante toda su juventud ,y es la periodista de hoy en día gracias a su afición por la lectura y a una carta escrita con 19 años al diario “La Prensa´´, donde inmediatamente entró a trabajar abalada por su queridísima Carmen Kurtz. De hecho menciona muchas veces su descontento hacia el periodismo académico y al estilo utilizado para escribir las noticias, con un exceso de dramatismo y espectáculo, de los periodistas novatos que llegaban a las redacciones.

“Escribe como Dios y trabaja como un burro´´. Con esta frase definía a Maruja el director de “La Prensa´´ en su primer año. Se define como una periodista todoterreno, y es que ha realizado todo tipo de publicaciones: desde entrevistas, donde cuenta su incomodidad para entrevistar a personajes que no aprecia, a artículos de reportera en Chile o Beirut, hasta artículos y columnas serias en “Diario 16´´ de la mano de Pepe Oneto y en su amado “El País´´, del que fue testigo de su nacimiento y de su época de más esplendor. También tubo años malos y oscuros como profesional, haciendo noticias de cotilleo o artículos para amas de casa.

Desde mi punto de vista el libro parece, de algún modo, una especie de repaso profesional y moral de Maruja para engrandecer su persona. A pesar de estar brillantemente escrito, de tener numerosos consejos profesionales sobre que tipo de preguntas deben hacerse en una entrevista o rueda de prensa- sin pudor y buscando siempre el interés para el lector aunque sean preguntas comprometidas- de utilizar descripciones sobre como es una redacción y perfiles sobre los tipos de colegas que podemos encontrarnos en esta profesión, en ocasiones es imposible evitar pensar que la autora carece de cierta modestia al hablar de su carrera. Sin esconder sus ideas políticas y éticas, y defendiendo constantemente que es una enorme profesional a pesar de carecer de cualquier título, se nota quizás cierta rabia y un pequeño deseo de reivindicación profesional, colocándose en el lugar de la víctima ante las críticas y escudándose en la libertad de expresión cuando su opinión crea polémica. De todas formas su profesionalidad y calidad literaria ha sido reconocida por varios premios, y si algo da carácter al libro- y lo hace más veraz ante la persona de Maruja- es, que dice las cosas claras y no se muerde la lengua en ningún tema tratado. Dando un interesante testimonio sobre el cambio de los medios y de la información después del régimen franquista, describiéndola como el paso de un periodismo pobre y de juguete a una orden informativa veraz, que sigue las tendencias europeas y americanas.

En definitiva; por su calidad literaria, su preciso manejo de la ironía y su franqueza, este libro es de lectura sencilla y clara. Muy recomendable para los que queremos dedicarnos algún día al mundo periodístico, ya que muestra su realidad de sacrificio, cierto riesgo, enemistades y trabajo, mucho trabajo. Lleno de consejos y experiencias, el libro consigue en ocasiones introducir al lector en el mundo periodístico de Maruja y hacernos sentir cómplices de sus enfados y alegrías. En resumen, el que lea el libro aprenderá, disfrutará y, sin duda, entenderá mejor y pensará mucho en el periodismo.

Jacobo Molina Martínez-Risco

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s