Manual del buen lector por C.S Lewis

Título: La experiencia de leer

Autor: C.S. Lewis

Edición: Mayo 2000

Editorial: Alba Editorial, S. L.

C.S. Lewis es un autor conocido por sus novelas de ficción, especialmente por Las crónicas de Narnia o Crónicas del diablo a su sobrino. Sus obras han sido traducidas a más de 30 idiomas y se han vendido millones de copias de ellas a lo largo de los años. El autor, estudió en la universidad de Oxford donde conoció a J.R.R Tolkien.

En su ensayo La experiencia de leer invita a un juego al lector. Propone aprender a diferenciar, no buenas y malas obras, si no, buenos y malos lectores en base a como estos se relacionan con las obras que consumen ya que no todos realizamos esta tarea de la misma manera. Es decir, que no sean las obras las que sean juzgadas si no los lectores.

Para esto, plantea diferentes parámetros como la relectura. Un buen lector, no se escuda en “ya he leído esta obra” para negarse a disfrutar una vez más de un buen libro. Un buen lector acostumbra tener una obra que relee pues esta le aporta algo nuevo en cada lectura. Tampoco puede permitirse leer sin nadar en las páginas de un libro, debemos de no leer con los ojos, si no con los oídos mirando cómo suena lo escrito para poder apreciar el ritmo y la melodía vocálica. Un mal lector, al no fijarse en la sonoridad, tampoco se fija en el estilo de la obra y muestra preferencia por obras escritas en “tiras” que recuerdan a las películas. Suele buscar obras rápidas, con ritmo, en las que siempre pasa algo. Por tanto el detallismo, no cabe en las obras que consumen. La causa de esto es que un lector sin sensibilidad literaria solo se interesa por los hechos.

A la hora de seleccionar una obra, C.S.Lewis, defiende que una narración sin florituras, es de lectura más satisfactoria, pues si una obra no necesita de adornos es que la historia es buena y por tanto digna de un buen lector.

En este ensayo, el tema de la fantasía y el mito también tiene su lugar. El autor defiende la fantasía ya que nos permite vivir cosas que de otra forma no podríamos vivir y dedica una reflexión a esto último. C.S. Lewis, defiende que podemos disfrutar de los mitos sin querer ponernos en el lugar del protagonista, simplemente deleitándonos con que un hecho así pudiese suceder.

“No solo las mujeres feas y no amadas leen historias de amor; no solo los que leen éxitos son unos fracasados”

Si hablamos de la fantasía también tenemos que hablar del realismo. El autor nos plantea ¿Qué es realismo? ¿Es aquello que ha sucedido? ¿Que sucederá? ¿Qué podría suceder? Así define realismo como una historia presentada como cierta que nos dé detalles muy claros que nos permitan recrear la historia. No es realista una obra cuyos hechos sean ciertos. Si una historia está bien construida y nos permite una reflexión de “probabilidad hipotética” podemos decir que es realista.

En su defensa por la buena lectura, el autor explica la diferencia entre “recibir” y “usar” una obra. “Recibir” una obra es leerla tal y como su autor la creó, es él el que determina el comportamiento que tienen sus palabras en nuestro intelecto. Por el contrario, “usar” una obra es emplearla y, por tanto, manejarla a nuestro antojo, y al no ser el lector quien la ha creado, la trata mal. Por otra parte, surge un problema, pues “recibir” una obra siempre entraña “usarla” y es nuestra labor como lectores que esto se produzca en el menor grado posible, pues no la queremos como a un mero pasatiempo, si no que la queremos porque es el fin que tenemos para un tiempo. En relación con esto, defiende la lectura de la obra original por encima de otros textos que explican la obra, pues no sabe si la intención de los supuestos entendidos o estudiosos de un autor, saben lo que este quería expresar en dicha obra.

Ya para concluir, C.S. Lewis, reconoce la existencia de buenos libros y dice de estos que son “los que permiten, proponer o incluso imponer una buena lectura, lo mismo para los malos libros y las malas lecturas”.  Aun así, destaca al final del ensayo que no solo los buenos lectores leen buenos libros y que ante todo, no debemos condenar los gustos ajenos.

Carlota Casal

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s