El periodismo como género literario

TÍTULO: PERIODISMO INFORMATIVO DE CREACIÓN

AUTOR: SEBASTIÁ BERNAL Y LLUÍS ALBERT CHILLÓN

EDITORIAL: MITRE, S.A.

LUGAR DE EDICIÓN: BARCELONA

AÑO DE EDICIÓN: 1985

Periodismo informativo de creación, es un manual cargado de contenidos que Bernal y Chillón han estructurado en tres partes.

La primera parte comienza con algunas consideraciones previas al mito de la objetividad informativa, de las cuales me gustaría recoger la siguiente: “ningún mensaje informativo puede ser objetivo, apolítico, imparcial, neutral e independiente porque su emisor, en el acto de selección, registro, elaboración y transmisión, discrimina, ordena, manipula e interpreta la realidad que pretende comunicar a su auditorio”.

Continúan con una reflexión sobre el Nuevo Periodismo contextualizando histórica y socialmente esta “ tendencia, corriente, un escenario integrado por autores, obras, temas, medios y estilos de diversa índole. Y en la que se entremezclan recursos expresivos tomados de aquí y allá: novela realista del siglo XIX, del periodismo convencional, del arte dramático, del cuento y del relato corto”.

En el apartado dedicado al periodismo literario español, los autores reconocen que hay aspectos que diferencian la labor del periodista frente a la del escritor: la limitación temporal y los imperativos de la actualidad, condicionan el trabajo creativo de los informadores. Así como la disponibilidad espacial y los condicionamientos impuestos por la producción de la noticia. En la historia del periodismo español hay grandes escritores-periodistas como Larra, Unamuno, Azorín, Baroja, Ortega y Gasset o Emilia Pardo Bazán entre otros muchos. En su obra podemos encontrar muchos de los recursos usados por los nuevos periodistas.

Un ligero repaso a la historia del periodismo estadounidense y británico, nos demuestra que el periodismo informativo de creación no es un descubrimiento reciente. Entre una extensa lista de autores, cuatro anglosajones destacan por haber escrito reportajes de gran calidad sobre hechos relevantes de su época: Daniel Defoë (1660-1731), John Reed (1887-1919), Ernest Hemingway (1899-1961) y George Orwell (1903-1950).

En esta búsqueda de precedentes del periodismo informativo de creación, descubrimos que la labor periodística del alemán Günter Wallraff puede relacionarse con dos manifestaciones del periodismo estadounidense: los muckrakers (recolectores de basura) y el periodismo gonzo. La defensa de la subjetividad de la que hace gala Oriana Falaci en sus entrevistas. Y la capacidad de simultanear periodismo y literatura del colombiano García Márquez.

Es en la segunda parte del libro cuando Bernal y Chillón analizan en profundidad qué es el periodismo informativo de creación y lo describen como “la expresión de un modo diferente y más radical de entender la práctica del periodismo”. Es un tipo de periodismo que reivindica la subjetividad del informador, rompe con las técnicas periodísticas tradicionales, para describir la realidad social de una manera diferente. Para ello se recurre a nuevas técnicas narrativas y se renuncia a las estructuras rígidas y estereotipadas propias del periodismo convencional.  Los textos informativos de creación son textos eminentemente informativos, pero que devuelven a los lectores la certeza de estar siendo informados por una persona reconocible, dotada de un estilo personal y susceptible de equivocarse. En palabras de Umberto  Eco, se trata de reivindicar el autor empírico.

 “No cabe reducir, sin embargo, a mero adorno y ornato, la  aportación que las funciones poética  y expresiva brindan al texto informativo referencial “. La innovación es importante tanto en el contenido como en la forma.

Aunque periodismo informativo de creación y periodismo de creación utilizan estructuras narrativas y  técnicas expresivas propias de la literatura, hay algo que los diferencia, y es que el periodismo de creación se basa principalmente en la ficción y sólo son periodísticos por el hecho de ser publicados en las páginas de medios escritos.

Como no es la definición teórica el mejor camino para conocer la realidad, los autores circunscriben el estudio a textos informativos de creación publicados por el diario El País desde el momento de su aparición el 4 de mayo de 1976 hasta el último número del año 1982.

La tercera parte del libro está conformada por una serie de entrevistas realizadas por los autores a destacados periodistas  de la plantilla de El País. En ellas, periodistas como Rosa Montero, Maruja Torres o Manuel  Vicent entre otros, reflexionan sobre las influencias del Nuevo Periodismo en la prensa española del momento, sobre la relación entre periodismo y literatura, sobre la entrevista como género, y otros muchos temas relacionados con el tratamiento de la información.

Por encima de los libros de estilo, manuales y ensayos, de periodistas y escritores, cualquier noticia escrita con talento y habilidad, puede convertirse en un trozo de literatura.

Antonia Bravo Maximiano

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s