El peor libro de Julio Cortázar

Autor: Julio Cortázar
Título: Libro de Manuel
Lugar de edición: Buenos Aires
Año de edición: 1973
Editorial: Editorial Sudamericana

Libro de Manuel es un libro que está escrito mal, es el peor de mi carrera”. Así es como presentaba el propio autor de la novela, Julio Cortázar, su libro en una entrevista realizada por Joaquín Soler Serrano para TVE en 1977. Sin duda, esta no es una novela corriente.

Libro de Manuel está a medio camino entre una novela de ficción y una excelente crónica de lo que estaba ocurriendo en Argentina entre los años 1969 y 1972, visto desde una perspectiva diferente. Es un libro distinto dentro de la trayectoria del famoso escritor y que está lejos de las obras apolíticas a las que nos tenía acostumbrados hasta la fecha. Cortázar innova y escribe una novela donde la literatura conserva su esencia pero que al mismo tiempo cuenta con la presencia de la realidad del momento. Es un excelente ejemplo del texto híbrido que nos puede resultar de la fusión de la literatura y el periodismo.

La obra es, en definitiva, una síntesis polémica de las acciones represivas que se venían ejecutando en Argentina por el gobierno militar de Alejandro Agustín Lanusse y la tremenda oleada de violencia de aquella época, teniendo como protagonista a los presos políticos. La trama se desarrolla en París, en un medio de latinoamericanos donde una serie de personajes, que se denominan La Joda, conviven. A priori, puede que el libro desconcierte porque los capítulos no evolucionan de manera lineal, es decir, para la lectura de uno de ellos no es necesario leer el anterior pero sí que existe un hilo conductor que relaciona todos los acontecimientos. Dicho hilo es, precisamente, el título de la obra: libro de Manuel. Susana y Patricio, unos de los personajes principales del libro, tienen un bebé llamado Manuel y deciden hacer, con la ayuda de los demás personajes, un curioso libro sobre lo que estaba ocurriendo en su país durante aquella época en base a lo que leían en los periódicos para cuando Manuel tuviese edad suficiente para comprender lo que había pasado. Así, la elaboración del libro se basa en recortes de diferentes medios que contaban lo que estaba ocurriendo. La particularidad de esta obra es que esos mismos recortes de periódico, que se nos adjuntan a lo largo de la obra, son los que simultáneamente estaba leyendo el propio Cortázar a medida que escribía la obra. Así, durante los seis meses que el autor dedicó a la elaboración del libro, este iba cambiando y evolucionando de manera diferente porque estaba sujeto a la actualidad. Se daba una simultaneidad total entre lo que ocurre en el libro y lo que pasaba en los medios del momento y a su vez, lo que en ellos se contaba, condicionaba el transcurso de la obra.

Puede que los amantes de la literatura y en general, de la ficción no les agrade por encontrar demasiada documentación o poca trama y puede que los periodistas lo encuentren demasiado fantástico pero sin duda, es un libro que no deja indiferente a nadie.

Patricia Domínguez Rodríguez

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s