La novela de Perón

Título: “La novela de Perón”

Autor: Tomás Eloy Martínez

Año de edición: 1989

Editorial: Alianza Cuatro

La novela de Perón narra la vida de Juan Domingo Perón, el militar y Presidente de Argentina. Perón repasa las memorias junto a su secretario López Rega, mientras prepara su vuelta  a Argentina después de 18 años de exilio en España. En la obra, se muestra a un Presidente cercano, de carne y hueso, en donde se refleja un hombre con corazón, pero también disciplinar y profundamente patriótico.

Las memorias comienzan con los hechos del pasado y sus antecesores. Se describen minuciosamente los tratos viriles del padre y los femeninos de la madre; además de la historia de sus abuelos y demás familiares. Por otro lado, la novela describe cómo el General argentino iba a matricularse en medicina, pero finalmente se decantó por la carrera militar. Tal y como él expresa, lo hizo para “aprender a fundar hombres: a conducirlos”. La vida militar en la Infantería fue dura, con grandes dosis de entrenamiento y disciplina. Perón afirmaba en las memorias: “la Patria era mi vida y el ejército mi camino para servirla”.

Junto con Juan Domingo Perón, son numerosos los personajes que aparecen. Se muestran las ideas extremistas de la mano de Arcángelo Gobbi, además de otros personajes claves para la historia argentina como Héctor José Cámpora, Presidente argentino que ganó las elecciones en 1973 o Pedro Eugenio Aramburu, militar que derrocó a Perón en el Golpe de Estado de 1955.

Además de todos estos personajes, destaca el secretario y su mano derecha, López Rega. Gran parte del este libro se realizó gracias a las declaraciones que éste realizó a Tomás Eloy Martínez. Por otra parte, las figuras clave son las tres mujeres más importantes en la vida del militar. Su primera esposa, Aurelia Tizón, más conocida como “Potota”, quien murió de cáncer.

La segunda esposa fue María Eva Duarte, conocida popularmente como Evita Perón. La actriz corrió la misma suerte que su anterior esposa y murió de cáncer de útero: “… desde que Eva quedó inmovilizada en la cama, Perón no entró jamás al cuarto. Al parecer, se paraba en la puerta y desde allí le preguntaba cómo seguía. Procuraba mantenerse lejos. Temía que el cáncer fuera contagioso.”

La última mujer que acompañó al General fue María Estela Martínez, conocida comúnmente como Isabelita, quién acompañó al militar hasta el final de sus días. Isabelita fue la vicepresidenta en las elecciones de 1973 y sucedió en el cargo al General cuando murió el 1 de julio de 1974.

La novela de Perón se acerca a ser una novela histórica pero en sí no llega a serlo. Es una novela impura, tal y como declara el autor en una entrevista, porque “contiene fragmentos de guiones, mezcla de guiones, no entra dentro de la linealidad de las novelas históricas. No es un problema de la estructura sino de los personajes”. Principalmente, se caracteriza porque muchos de sus protagonistas estaban vivos en el momento en el que se realizó la obra y sirvieron como testimonio para llevarla a cabo.

Cabe destacar en la novela  la presencia del periodista Emiliano Zamora, “una especie de alter ego de Tomás Eloy Martínez”. El periodista Zamora, que representa el punto de unión entre la realidad y la ficción. Tomás Eloy Martínez es el narrador omnisciente que describe sus impresiones gracias a Zamora. De esta forma el autor se fusiona con la novela, forma parte de ella.  En palabras del autor Tomás Eloy Martínez en dicha entrevista: “El periodismo siempre toma distancia de los hechos, y la introducción de un narrador alejado permite tomar distancia”.

 Asimismo, La novela de Perón se caracteriza por estar formada por una realidad fragmentada. El autor lo define como “la mirada de una mosca”, puesto que tal y como afirma Zamora estos insectos ven: “La verdad dividida en cuatro mil pedazos”. Este gran número de verdades fragmentadas hacen que el lector componga una mirada más amplia de los hechos acontecidos con sus causas y posteriores consecuencias.

Esta obra se caracteriza por sus continuos saltos temporales. Perón comienza narrando sus memorias a su secretario y, en ese transcurrir, son numerosos los saltos que realiza en el tiempo. Comienza por su infancia y su adiestramiento militar, tan pronto pasa a su vida sentimental como a su vida profesional. La memoria es frágil y, como tal, es lógico que el autor escoja los juegos temporales para evidenciarla.

En definitiva, La novela de Perón intenta desenmascarar la historia de un General. Juan Domingo Perón al realizar sus memorias quiso mostrar su vida idílica, y realmente tenía grandes lagunas. No aceptó los documentos que le facilitó T. E. Martínez para que las completara. Por ese motivo, el autor se tomó la libertad de realizar la novela y las memorias de Perón a su manera, con verdades y toques de ficción. Eso sí, con una gran investigación y planificación del trabajo porque, en palabras del autor argentino: “No se puede mentir sin saber”.

Andrea García Mansilla

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s