“Lo que hay que tener” de Tom Wolfe

Autor: Tom Wolfe

Título: Lo que hay que tener

Edición: Mayo 2010, Barcelona

Editorial: Anagrama

 

La luna está en el bote (RTVE)

¿A quién no le resultan familiares estas imágenes? La carrera espacial acaparó todas las portadas y titulares de mediados del siglo XX. A día de hoy, las nuevas generaciones pensamos solo en la llegada del hombre a la Luna y en la posterior polémica que se ha ido creando a su alrededor. Pocos son conscientes de la importancia de todo lo que precedió a este acontecimiento.

 

Tom Wolfe, en su libro “Lo que hay que tener”, nos acerca con gran detalle los pormenores del inicio de la carrera espacial, la gran importancia y popularidad de los hombres que tripularon los primeros cohetes estadounidenses:

Ni siquiera el primer norteamericano que pisó la Luna conocería el torrente de emociones primarias que desencadenaron sus compatriotas […] La era de los primeros guerreros de combate singular norteamericano había llegado y había pasado quizás para no revivir nunca.

 

Este capítulo de la historia, enmarcado dentro de la Guerra Fría, comenzó a escribirse por los miembros de las Fuerzas Aéreas. El libro se convierte en un fiel retrato de este colectivo y de sus miembros más destacados. Para la gran mayoría (y para su elevada autoestima) el proyecto espacial era solo un experimento en el que ellos, verdaderos y respetables pilotos, se convertirían en “conejillos de indias” lanzados fuera de los límites de la gravedad.

 

En el fondo, no se equivocaban. Los siete elegidos fueron sometidos a continuos análisis y simulaciones para poder viajar dentro de la cápsula del Proyecto Mercury, como hizo anteriormente un chimpancé. ¿Qué clase de tarea era esa para unos hombres acostumbrados a pilotar peligrosos aviones ultrasónicos, a jugarse la vida continuamente por escalar puestos en la pirámide de los que tienen “lo que hay que tener”? Tom Wolfe utiliza continuamente este juego de palabras para referirse al valor, a la sangre fría que corre por las venas de ese colectivo.

 

Tras conocer las rutinas de vuelo de los pilotos, la frecuencia con que tenían que acudir al entierro de alguno de sus compañeros, no resulta difícil creer que el experimento espacial no les asustara especialmente. Ni a ellos ni a sus esposas. Las mujeres de los pilotos se convierten en otro de los ejes principales de la historia. Wolfe nos las presenta con nombres y apellidos y nos muestra su particular agonía, temiendo día tras día que su marido se convierta en el próximo piloto fallecido.

 

Las esposas de los elegidos como astronautas dejan de afrontar esta situación para enfrentarse cara a cara con la “Bestia Victoriana”. Así denomina el autor a la prensa de mediados de siglo, ansiosa por capturar esa imagen, esas declaraciones que confirmen lo que ellos quieren contar.

 

“Lo que hay que tener” es un profundo y minucioso reportaje sobre los primeros viajes del hombre al espacio y el contexto en el que se desentrañaron, antes de que la NASA tomara el monopolio de los proyectos espaciales. Muchas de las descripciones de Tom Wolfe son desagradables e incluso algunas pueden resultar confusas por la gran cantidad de datos numéricos y tecnicismos que contienen. Pero página a página el autor consigue mostrarnos la realidad de ese colectivo, trasmitirnos la emoción de sobrepasar la barrera del sonido y la angustia de sentir que algo falla estando “allá arriba”.

Isabel Fredes

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s