Novelas de realidad, crónicas de Sofía Casanova, Corresponsal de Polonia.

Título: Sofía Casanova Mito y  Literatura
Autor:   Rosario  Martínez  Martínez
Ano de edición: 1999
Editorial: Xunta de Galicia Secretaria Xeral da  Presidencia

En este libro Rosario nos acerca de forma pormenorizada a la vida de la que fue la  primera reportera de guerra española,  Sofía Guadalupe Pérez Casanova. La vida de esta literata inspirada  también por  las musas de la poesía se dividió en dos, a un lado su España querida, y al otro una patria desconocida, pero de la cuál  sería  ferviente  defensora, estamos hablando de  Polonia. Antes de llegar a los encomios del destino que la llevaron a estas  circunstancias, debemos de saber un poco más de Sofía en otras etapas.
Sofía Casanova
Comenzamos con la primera etapa de  madurez y transición de Sofía  Casanova, gallega nacida en  A Coruña (1861-1958), engendrada en un nido cómodo por parte materna, más que paterna, su abuelo fue el encargado de propiciarle una educación que sentaría una importante base en su forma de pensar. Al contrario de las costumbres de la época Sofía fue a un colegio mixto de niños- niñas,  donde se les enseñaba a todos por igual, las mismas materias: geografía,   literatura, cálculo….   A día de hoy parece algo normal, pero en aquella época a las mujeres se las preparaba para coser, fregar y cuidar a los niños, en definitiva para ser amas de casa; que Sofía partiera con esta base fue fundamental para su futuro. Por un lado está el aspecto económico y la educación, pero en cuanto a su vena literaria, como dice Rosario  Martínez en su investigación, hay  que hacer referencia a su padre Vicente Pérez Erguía, quien ya había participado en varios certámenes de Poesía.
En 1874,  con  trece años de edad,  Sofía y la familia se van a Madrid   una vez más  gracias al empuje del abuelo, allí  descubre  un nuevo mundo. Una característica que nos desvela la biografía de esta autora es la magia que pose,  su forma de expresarse  le hace ganarse el respeto y el corazón de las elites literarias del momento tanto en  Madrid como en Galicia, y  posteriormente en Rusia y Polonia. En esta época  tiene lugar uno de los hechos que más la va a marcar y que va a propiciar el inicio literario de Sofía, la muerte de su abuelo.
En  su segunda etapa,  Sofía  se adentra en el matrimonio.  En los círculos que frecuentaba conoció a Vicent Lutoslawsky, que en 1887 se  convertiría en su marido. Este filósofo  polaco, acabaría  por llevar  a Sofía a un estado sumiso y de desanimo, sus actitudes excéntricas sobre la higiene y la  eugenesia llevaron a Sofía a vivir otro de los momentos  más  tristes  para ella, la muerte de su hija Yauwdniga que daría lugar a uno de sus poemas  más desgarradores . Entre tanto Sofía Casanova desde muy joven fue  abriendo camino a sus publicaciones, con dos libro de poemas ya publicados y  numerosa colaboraciones en revistas y periódicos tanto en España: El Imparcial, La ilustración Ibérica, como fuera de ella, como es el caso de El Eco de Galicia en Argentina.  De sus innumerables viajes destaca el relato: “Sobre el Volga helado”(1910)  que marcó un antes y un después en la literatura de Sofía adoptando la prosa para expresar sus sentimient0s, En esta obra narra el recorrido de 43 horas  para llegar a  Kazán (donde su marido tenía que dar clases) atravesando en trineo 100 leguas  por la superficie helada del río Volga.  Además de este relato, algunas de las obras más representativas de Sofía en esta época son: “EL doctor Wolski” (encarna una crítica enmascarada a la  excentricidad eugenésica de  su marido); “Más que amor”, donde se atreve con la novela epistolar o incluso novelas cortas como: “Princesa del amor  hermoso”.  Además también se inició en el teatro con  “La Madeja”.
Adentrándonos en la que podemos llamar la tercera etapa de Casanova, metida de lleno en el periodismo, era evidente que  tarde o temprano los medios de comunicación se tenían que fijar en sus dotes para describir los acontecimientos; fue en 1915 cuando pasó a ser corresponsal en Polonia para el ABC hasta 1944. En esta  etapa Sofía, mujer camaleónica, vivió un poco de todo,  siempre estaba en el lugar y en el momento preciso, coexistió con la  Revolución Rusa y la 1ª y 2ª Guerra Mundial, viviéndolas in situ, atendiendo a los  heridos y  evidentemente como corresponsal también sufrió las secuelas de la censura en  numerosas ocasiones. A pesar de ello Sofía   nunca se  desanimó y a través de sus escritos nos llevaba siempre al lugar de los hechos.   Su lenguaje  literal y descriptivo más  propio de una novela, involucraban al lector y  hacían que sus crónicas fueran ansiados, y los lectores las devoraban de forma acuciante.   En esta etapa Sofía dejó constancia de la Revolución Rusa y de otros movimientos importantes a través de sus obras: “La guerra en Rusia”, “La Revolución Bolchevique” o “Impresiones de una mujer  en el frente Oriental”.
Llegamos así a su última y cuarta etapa pasado el año 1944, cuando ya no escribe para el ABC, se limita a pequeñas cartas o anotaciones personales, Sofía está  cansada y desanimada por la  violencia del mundo  y la guerra que la había dejado  sin  muchos de los suyos. Ella solo quiere volver a España pero al igual que las barreras físicas que encontraban sus correos, sus sueños también tenían censura. Su ideología a favor del franquismo y otros  regímenes hizo que fuera recluida y marginada  en el olvido para muchos,  por lo que  Sofía murió en Posanou en el 16 de enero de 1958  con ese sueño latente, como las golondrinas  vuelven     a su casa a anidar ya definitivamente.
Como  conclusión de esta obra, bueno de Sofía Casanova,  contaros una imagen que se me viene a la cabeza, un ring de boxeo, que tiene  en una esquina un águila que  sostiene en su pico un trébol de cuatro hojas, y apoya sus garras sobre el fuelle de una gaita. Quizás parezca un poco surrealista la imagen, pero con ella quiero representar el carácter de la  Sofía luchadora,  perspicaz con vista de águila,  que describe todo aquello que pasa  como si planeara sobre la realidad, el trébol  por la suerte de estar en el lugar adecuado y de que no le haya pasado nada en esos conflictos y  la gaita por su  inherente morriña por su patria. Esa es Sofía Casanova, mujer un poco menos desconocida  a partir de hoy, al menos  para mí.

Lucía Álvarez Gromaz

Advertisements

1 comentario

Arquivado en Uncategorized

Unha resposta a “Novelas de realidad, crónicas de Sofía Casanova, Corresponsal de Polonia.

  1. una mujer luchadora sencilamente una mujer muy dilijente

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s