El Cartero

Image-Título: “El Cartero”

-Autor: Charles Bukowski

Editorial/colección: Anagrama/Compactos Anagrama (14 de diciembre de 1998)

 

Para sumergirse en el universo de Charles Bukowski es necesario dejar a un lado cualquier tipo de estilo literario o método de escritura que vaya más allá de la descripción más cruda y desaliñada de la realidad.

Henry Chinaski, es el protagonista de la historia y alter ego del autor, es un individuo de mediana edad que vive en Los Angeles, no tiene mayor responsabilidad que beber durante todo el día, buscarse peleas y apostar en los galgos. Un buen día decide ingresar en la oficina de correos, porque pensaba que sería una buena opción para ganar dinero.

El libro se centra en la vida de Henry Chinaski en la oficina de correos, aunque el autor se encarga también de incluir todo tipo de detalles de los encuentros amorosos de Henry con una mujer de nombre Betty, con la que compartiría el vicio por el alcohol y con otra llamada Joyce, de la que deseaba su gran fortuna. No obstante el señor Chinaski tubo encuentros con más mujeres.

Otro aspecto en el que se centra la novela es en las apuestas en las carreras de caballos, este hecho tiene que ver con la afición de Bukowski hacia este tipo de carreras, de hecho llega a hacer descripciones exhaustivas de estas carreras, incluyendo detalles sobre las condiciones físicas de los caballos y un sin fin de tecnicismos propios de la equitación.

Después de esta descripción del protagonista lo normal sería pensar en un personaje de lo más antipático y repelente, sin embargo Bukowski transforma esa imagen de sucio marginado en un ser honrado, que en ocasiones llega a ser entrañable, un hombre al que la vida no le ha tratado bien de verdad y sin futuro a corto plazo.

En gran medida Henry Chinaski es un alter ego del propio Bukowski, puesto que comparten hasta el nombre (Henry Charles Bukowski) y era sabido de Bukowski que era gran aficionado a la bebida, las mujeres y las carreras de caballos, además también ejerció de cartero. Sin embargo, es necesario llevar a cabo una clara distinción entre ambos personajes, puesto que Charles Bukowski, tal vez, fue uno de esos pocos autores capaces de escribir verdaderamente con el alma y lejos de su vida bohemia fue un prolífico autor que escribió más de cincuenta libros, multitud de relatos cortos y una magnífica obra poética.

 

Me gustaría finalizar con la siguiente traducción de un poema suyo:

 

Oigo incluso cómo ríen

las montañas

arriba y abajo de sus azules laderas

y abajo en el agua

los peces lloran

y toda el agua

son sus lágrimas.

oigo el agua

las noches que consumo bebiendo

y la tristeza se hace tan grande

que la oigo en mi reloj

se vuelve pomos en la cómoda

se vuelve papel sobre el suelo

se vuelve calzador

ticket de lavandería

se vuelve

humo de cigarrillo

escalando un templo de oscuras enredaderas…

 

poco importa

 

poco amor

o poca vida

no es tan malo

 

lo que cuenta

es observar las paredes

yo nací para eso

 

nací para robar rosas de las avenidas de la muerte.

 

Alberto Román Conde

 

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s