Las Puertas de la Percepción

ImageTítulo: “Las Puertas de la Percepción”

-Autor: Aldous Huxley

-Editorial: Torre de Viento, libro descargado de www.misticauniversal.es

 

 

Nos encontramos ante un libro que nos traslada las experiencias de Aldous Huxley con el peyote, un potente alucinógeno que se encuentra en la naturaleza en forma de cactus.

La dosis que ingirió fueron cuatro décimas de un gramo, nos da

Tal y como indica Aldous en el libro, esta sustancia tiene la capacidad de alterar el estado mental del que la haya ingerido, por ello es necesario llevar a cabo estos ritos con en también conocido como “San Pedro” a través de manos expertas y en la dosis adecuada.

El estilo puede llegar a ser complejo por el hecho de hablar de realidades sólo perceptibles utilizando determinadas sustancias, o llevando a cabo sesiones de meditación sistemáticas .De esta forma lleva a cabo numerosas descripciones de objetos normales, pero distorsionadas por el efecto de la droga. Sin embargo lejos de resultar caótico o bizarro, se centra más en cosas que puedan ser entendidas por el lector, que se supone no es consumidor de estas sustancias.

Nos habla, por ejemplo, de como es posible bajo los efectos del cactus separar la idea preconcebida por conceptos que tenemos de las cosas que nos rodean, y verlas de una forma distinta. En una parte del libro se ve esto reflejado, cuando el autor bajo los efectos de la droga observa una mesa, y es capaz de ver la mesa como mesa en sí, es decir, no como el concepto que todos tenemos de mesa, esa mesa era un ente como él y en ese momento compartían el mismo espacio.

Era posible ver la existencia desnuda de los objetos, haciendo referencia al Dharma-Cuerpo de Buda, que es otro modo de decir la inteligencia, la identidad, el vacío y la divinidad.

Aldous dice que gracias a esta sustancia se pueden llegar a experimentar lo que pasa por la mente de un loco, o visitar los mundos de los grandes literatos y músicos. Habla de lluvias de colores, formas que se hinchaban y expandían, los colores adquieren mayor poder, los sonidos pueden ser vistos, etc. Arguye que el otro mundo en el que la mescalina le daba entrada no era el mundo de las visiones alucinógenas, sino que era un mundo que existía allí mismo y podía verlo con los ojos abiertos.

La ingesta de la mescalina hace que Huxley preste atención a detalles que sin estar bajo los efectos de ésta, nunca se fijaría; hace referencia a los pliegues que hacían los ropajes en las pinturas de Botticelli, ahora era capaz de ver como era posible llevar a cabo tal verosimilitud con la naturaleza, como el propio Huxley arguye: “El artista está congénitamente equipado para ver todo el tiempo lo que los demás vemos únicamente bajo la influencia de la mescalina”.

Defiende que bajo nuestra percepción las cosas que nos rodean han de representar un papel y así dejar de ser lo que realmente son: cosas sin pretensiones, satisfechas de ser ellas mismas y no empeñadas a representar un papel aisladas del Dharma Cuerpo.

Me parece un buen libro que desenvuelve una postura no especialmente sencilla: el reconocimiento de ciertas sustancias como la mescalina, catalogadas como drogas, en el mismo saco donde caen otras sustancias tan dañinas y destructivas como la heroína, cocaína o la metanfetamina.

Puesto que lejos de crear fuertes dependencias físicas, utilizadas de una manera responsable y supervisada pueden resultar una experiencia mística y reconfortante para el consumidor. Con ello no trata de hacer una apología de estas sustancias, sino una desmitificación de las mismas como llave de las puertas de una nueva percepción.

 

Alberto Román Conde

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s