Matar escuchando canciones de amor

ImageTítulo: Gomorra.

Autor: Roberto Saviano.

Editorial: Debate

Año de edición: 2008

 

El primer libro de Roberto Saviano, “Gomorra”, supuso su reconocimiento a nivel mundial, pero también una amenaza de muerte permanente por parte de la Camorra italiana que le obliga a permanecer bajo protección oficial y que lo llevó a abandonar Italia.

“Si Japón se considera la patria de las artes marciales, Australia la del surf y la República de Sierra Leona la de los diamantes, Casal di Principe es la capital del poder empresarial de la Camorra.”

La organización criminal de la Camorra tiene como perteneciente a su territorio la región de Campania, que incluye la importante ciudad de Nápoles y la mencionada Casal di Principe. El escritor y periodista italiano nos introduce en Casal di Principe mediante su infiltración en el centro del crimen organizado de su país. Del mismo modo nos lleva en un recorrido mental por los distintos territorios controlados por la mafia, señalándonos sus diferencias. Saviano nos muestra hasta dónde llega el poder de la mafia, sin límite de fronteras (trabajando con Latinoamérica, Japón, Europa del Este…) y que incluye diferentes ámbitos de influencia: comercio, construcción, entrada de artículos ilegales en el puerto de Nápoles, acuerdos entres las grandes firmas de ropa y talleres de costuras contratados por la mafia…  Sorprende la anécdota que relata el periodista del día en que se encuentra en la casa de un diseñador de estos talleres y ven por televisión que Angelina Jolie lleva uno de los vestidos creados por él en la gala de los Oscar. Lo que llama la atención en “Gomorra” no es, sin embargo, hasta dónde llega el poder de la Camorra (influencia recogida en numerosas obras y películas anteriores) sino la cantidad de información de la que dispone Roberto Saviano (en numerosas ocasiones, como en la anécdota anterior, testigo ocular de lo que sucede). También nos ofrece como dato anecdótico pero al mismo tiempo característico, en su opinión, la frase que da título al trabajo: “En Estados Unidos disparan atiborrándose de rap; los killers de Secondigliano iban a matar escuchando canciones de amor.

Dos de los aspectos más característicos de la mafia italiana y que Saviano recoge en su libro son: su influencia y participación en el mundo de la droga y el silencio de la sociedad italiana respecto a la existencia de una de las organizaciones criminales más grandes del mundo; silencio que se aprecia sobre todo en las pequeñas localidades bajo su control.  Esta falta de implicación para informar sobre ella o mostrarse dispuesto a luchar contra ella aunque solo sea con la palabra y la transparencia se notó en especial en los períodos de enfrentamientos entre los distintos clanes de la mafia (“faide”), que Saviano narró en “Gomorra” y sobre lo que escribió:

“A una guerra no declarada oficialmente, no reconocida por los gobiernos y no relatada por los reporteros, corresponde un miedo no declarado, un miedo que se mete debajo de la piel.” 

Sobre la lucha contra este silencio, ahora menos acusado pero aún presente en la sociedad italiana, tiene Saviano un claro predecesor en Leonardo Sciascia, entre otros.

Desde la primera situación del libro en el que un convoy lleno de cadáveres se cae y se abre en pleno puerto de Nápoles hasta la última, en la que Saviano grita “¡Malditos bastardos, todavía estoy vivo!” rememorando una película mientras intenta no hundirse en el barro, el escritor sabe mantener la atención del oyente reflejando sin miramientos el mundo de la Camorra y desmitificando la imagen que las películas de Hollywood nos habían creado. A la meca del cine americano y a su relación con la mafia le dedica todo un capítulo, en el que destaca que son a veces los propios miembros de la Camorra los que intentan emular a las películas que sobre ellos se realizan, lo que sucedió con “El Padrino” y “Scarface”.

La Camorra es mucho más compleja, en cuanto a su estructura, que otras asociaciones delictivas, ya que está formada por numerosas “familias” diversas entre sí en cuanto al poder territorial. Pero también es, sin duda, la que más ha enturbiado la sociedad italiana, llegando a contratar a niños para diversos trabajos, y la que más bajas ha causado.

“Tres mil seiscientos muertos desde que nací (1979) (…) La Camorra ha matado más que la mafia siciliana, más que la Ndrangheta, más que la mafia rusa, más que las familias albanesas, más que el total de los muertos causados por ETA en España y por el IRA en Irlanda, más que las Brigadas Rojas, más que los NAR y más que todos los crímenes de Estado cometidos en Italia. La Camorra ha matado más que nadie”.

 

 

 

Águeda Rodríguez – Volta Corrochano.

 

 

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s