El epitafio de los Compson

Autor: William Faulkner
Título: El ruido y la furia
Lugar de edición: Madrid
Año de edición: 1995
Editorial: Cátedra

 El autor modernista norteamericano William Faulkner nos traslada en su cuarta novela al sur profundo de los Estados Unidos (deep south) para hacernos testigos de la decadencia que sufre la familia Compson, un árbol genealógico corrupto de vicios y prejuicios que llega a su final.

He aquí los últimos Compson:
Jason Compson III (? -1912): el patriarca de la familia. Un hombre con un vacío existencial tan intenso como su dependencia al alcohol, factores que lo llevan a una temprana muerte en 1912. Su carácter violento desagrada a toda la familia que se ve obligada a soportarlo por ser el miembro sustentador.
Caroline Bascomb Compson (?-1933): mujer y esposa de Jason Compson III y madre de los últimos Compson. Tuvo que soportar grandes penurias a lo largo de su vida, pero los que la rodearon también tuvieron que soportarla a ella y a su hipocondría. Se niega constantemente el hecho de que sus hijos están corruptos y degenerados, e intenta mantenerlos unidos por el forzado amor que hacia ellos profesa. Muchas veces ignorada, siempre se cree que los problemas giran en torno a ella y a sus múltiples amagos de enfermedad. Reniega de su hijo Benjy (enfermo mental) y de su hija Caddy (promiscua)
Quentin Compson III (1891-1910): el mayor de los hijos de Jason y Caroline. Desde pequeño destacó por sus capacidades por lo que sus padres decidieron vender parte de la finca familiar para poder enviarlo a Harvard a estudiar. El segundo capítulo del libro está contando desde su perspectiva donde se refleja el nihilismo que ha heredado de su padre. Se le retrata como una persona solitaria y perdida, pero de buen fondo y sentimientos puros. Al final del capítulo se suicida por no poder soportar la idea de haber mantenido relaciones sexuales con su hermana Caddy y de haberla dejado embarazada. Esta parte de la obra es la más difícil de entender pues se muestran los pensamientos de Quentin de forma arbitraria y sin orden, plasmando varias ideas y líneas temporales simultáneamente.
Candace “Caddy” Compson (1892-?): la única hija de los Compson y su mayor vergüenza. Desde edad temprana, Caddy desarrolló una promiscuidad sexual que la llevó al límite de mantener relaciones con su propio hermano. Cuando su futuro marido se da cuenta de esta deshonra se deshace de ella y de su recién nacida hija (bautizada como Quentin en memoria de su hermano fallecido) Desde entonces, Caroline se encarga de cuidar a la pequeña Quentin, y Caddy emigra a Europa para encontrar el amor y un trabajo. Es el tema tabú por excelencia. A ninguno de los Compson le gusta hablar del tema por todo el daño que causó a la imagen de la familia.
Jason Compson IV (1894-?): el tercer hijo. Cuando en 1912 muere Jason padre, él se encarga del sustento familiar, un hecho que reprocha constantemente a su madre. Tiene una personalidad violenta y agresiva, sin respeto ni principios morales. Robó durante años el dinero que Caddy mandaba para la manutención de su hija para así poder irse de la casa y empezar una vida lejos de los Compson. El tercer capítulo gira en torno a él y su forma de ver el mundo. Es la parte de la obra más sencilla y directa, con pensamientos claros y un orden lógico de los acontecimientos. Misógino y machista, cree que todas las mujeres son unas “putas” como su hermana Caddy. Intenta convencer a su madre para que mande a Benjy, el hijo retrasado, a un centro especial para librarse de la carga que supone. No se fía de su sobrina Quentin por intuir que se va a convertir en otra vergüenza para la familia. A la única persona que teme es a Disley, la criada negra que se encargó de cuidarlos desde pequeños. Jason es descrito como un hombre racista y con prejuicios hacia cualquier persona diferente a él.
Benjamin (“Benjy”, nacido Maury) Compson (1895-?): podría decirse que el hijo más joven de los Compson es el más puro de alma. No se sabe con exactitud la enfermedad que parece, pero todo apunta hacia autismo o síndrome de Down. El primer capítulo es contando desde su perspectiva con una lectura muy confusa y complicada. Benjy se presenta como una carga para la familia, el hazmerreír de todo el pueblo: un persona que debido a su discapacidad tiene que ser cuidado y vigilado las 24 horas del día (de esto se encargan los hijos de Dilsey). Cara el final del libro se descubre que en un principio fue bautizado como Maury en honor a su tío, pero al darse cuenta de su enfermad le cambiaron el nombre por Benjamin. También se revela que fue castrado después de que intentara violar a una joven del pueblo. Benjy sufre la decadencia de la familia sin tener culpa ninguna. A lo largo de la obra es privado de sus tres pasiones: el prado familiar, que es vendido para poder enviar a Quentin a Harvard; su hermana Caddy, cuando ésta se ve obligada a marcharse del pueblo por su polémica conducta; y el fuego del que es apartado al ser encerrado en Jackson, una institución mental, por orden expresa de su hermano Jason.
Quentin Compson: la hija de Caddy que fue bautizada en honor a su tío y padre Quentin. Desde pequeña fue estrictamente vigilada por su tío Jason que sospecha que se va a volver una “puta” como su madre. Esto hace que manifiesta una actitud rebelde hacia su familia y empiece a faltar a clase. Al final de la obra roba los ahorros de su tío Jason (formados en gran parte por el dinero que Caddy mandaba para mantenerla) y se fuga del pueblo con un titiritero. A partir de aquí, se pierde la pista de su vida y del linaje que pudo haber dejado.
Dilsey Gibson: es la criada negra de la familia. El cuarto y último capítulo gira en torno a ella pero con un narrador omnisciente (única parte narrada por Faulkner). Es una mujer trabajadora y leal, un testigo imparcial de la descomposición de la familia Compson. Sus tres hijos Versh, Frony y T.P, y su nieto Luster (el hijo de Frony), también forman parte del servicio doméstico. Ellos, en contraposición a los Compson, sí que perduraron.

Jorge Rodríguez Liboreiro

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s