A por el cuarto poder

TÍTULO: PERRO COME PERRO. GUIA PARA LEER LOS PERIODICOS.

AUTOR: REVERTE, J. M.

EDITORIAL: Ares y Mares (Editorial Crítica SL.)

LUGAR DE EDICIÓN: Barcelona

AÑO DE EDICIÓN: 2002

Y el Nodo volvió a sonar. Fue una de las señales que indicaron el regreso, 75 años después, del intento claro de control informativo por parte de las altas esferas dirigentes de nuestro país. ¿Realmente son capaces?, pensé. Desde siempre supe que la ética no combina bien con tal profesión, pero la desvergüenza que se palpa en el ambiente me parece intolerable.

Se hacen llamar políticos, gozan de reconocimiento, cobran sueldos astronómicos, gastan coche oficial chófer incluido, trajes a doquier, móvil pagado, tarjetas con crédito ilimitado, asesores personales… lo que viene siendo el séquito normal del que dispone cualquier hombre de clase media. Tienen la potestad de tomar decisiones por y para nosotros, pero parece no serles suficiente.

Me pregunto de qué nos sorprendemos si ante una evidente falta de escrúpulos en sus hazañas, reciben pequeños tirones de orejas a modo de aviso como si el profesor en una aula replica al alumno que no lo vuelva a hacer, a sabiendas de que seguramente el niño travieso alguna ya anda pensando. Así han sido educados nuestros políticos. Han pasado de buscar soluciones a ser ellos el gran problema.

Y con la que está cayendo, la lluvia no les ciega y nunca pierden de vista la oportunidad de escalar un peldaño más en el ascenso a la cima del poder. La próxima oportunidad el 20N que, paradojas de la vida, coincide con la necrológica muerte del Generalísimo que parece seguir, en ocasiones, más vivo que nunca. Pero a las ansias de poder político, se le une ahora la ambición por el poder informativo.

Ingenuos algunos, pensábamos que ya habían aprendido cuando de repente zás,  resbalan asomando la patita y metiéndola de nuevo hasta el fondo. Ahí llegan, armados, tiroteando contra la libertad de expresión, la imparcialidad y el derecho de información sin tapujos. Vienen con sus objetivos bien claros: ya no basta con meter la mano en la saca ahora también debemos meterla en los contenidos. No quieren periodistas que ejerzan la profesión dignamente ni una sociedad informada. Quieren el mando cueste lo que cueste y eso parece no excluir al cuarto poder.

Dos nuevas medidas pretenden mermar el derecho a una información ¿más justa?: primero fue la censura previa de los contenidos en RTVE y ahora la ley de los medios públicos de comunicación audiovisual de Galicia que blinda el carácter público de la CRTVG. La primera derrotada la segunda aprobada, pero al menos se ha intentado: desde el 15M, hasta las protestas que estos días realizan los profesionales de los medios de comunicación, quienes viendo motivos suficientes para la desazón han entonado un profundo basta ya. La máxima periodística perro no come perro ha mantenido unida a la profesión periodística desde siempre, y esta vez no iba a ser una excepción. Pero igual que muchos del ámbito, como Reverte, han entonado en ocasiones un alto, claro y necesario perro come perro, todavía continúo esperando a que algún extraño político realice una profunda reflexión sobre su labor y sus límites.

LORENA SIXTO VALIÑO

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s