El maestro del suspense descubre sus secretos

Título: El cine según Hitchcock

Autor: Francois Truffaut

Lugar de edición: Madrid

Año de edición: 2000

Editorial: Alianza

 

Seguramente conocerá usted la historia de las dos cabras que se están comiendo los rollos de una película basada en un “bestseller”, y una cabra le dice a la otra: “Yo prefiero el libro” 

Esta es una de las muchas anécdotas que Alfred Hitchcok, el maestro del suspense, le contó a  François Truffaut cuando el francés lo entrevistó en 1962. Truffaut, al igual que otros integrantes de la Nouvelle vague (Chabrol, Rohmer, Godard) era crítico de cine antes de dedicarse a dirigir películas. Para el director de “ Los 400 golpes” y “Jules y Jim”, Hitchcock era el arquetipo de creador completo, de director total. En el prólogo del libro explica su fijación con el director de “Rebecca” y “Psicosis”:

Entonces pensé que Hitchcock, cuyo genio publicitario solo tiene parangón con el de Salvador Dalí, había sido finalmente la víctima, en América, al lado de los intelectuales, de tantas entrevistas superficiales y deliberadamente dirigidas hacia la burla. Contemplando sus films era evidente que este hombre había reflexionado sobre los medios de su arte más que ningún otro de sus coetáneos y que, si por vez primera aceptaba responder a un cuestionario sistemático, podría resultar de ahí un libro capaz de modificar la opinión de los críticos americanos.

El libro es el resultado de 50 horas de entrevistas que se grabaron en agosto de 1962 en Universal City, en esa época Alfred Hitchock se encontraba inmerso en el montaje de Los pájaros. 50 horas en las que el genio del inglés se libera mientras que el francés profundiza en su obra, desgranando película tras película, plano tras plano. Además el libro está lleno de anécdotas sobre los rodajes y los actores y actrices que trabajaron para Hitchcock: Cary Grant, Kim Novak, Tippi Hedren, James Stewart, Sean Connery o Doris Day.

En “El cine según Hitchcock”  tenemos a dos monstruos del cine hablando sin tapujos y con complicidad sobre el cine, el suspense, la creación de planos, la dirección de actores, el whodunit, el macguffin y la magia del celuloide. Cualquier amante del cine y del misterio disfrutará leyendo las opiniones de Hitchcock, un hombre un tanto huraño pero con las cosas muy claras con respecto a su trabajo. Truffaut, por otro lado, es un gran entrevistador y no deja nada al azar, trazando un mapa profesional, emocional y vital alrededor de la figura del orondo director de “Vértigo”.

 Rebeca Sánchez
Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s