“En un buen reportaje puede no haber buenos ni malos, sino hechos concretos para que el lector saque sus conclusiones”

TÍTULO: Noticia de un secuestro

AUTOR: Gabriel García Márquez

EDITORIAL: Mondadori

LUGAR DE EDICIÓN: Barcelona

AÑO DE EDICIÓN: 1996

“…quiero hacer otra cosa: reportajes novelados. Un poco a la manera de lo que ha hecho Truman Capote pero ¿cómo decirte? menos preparado y efectista”

Esta es una promesa que se hizo a sí mismo Gabriel García Márquez., y “Noticia de un secuestro” supone un reencuentro con el periodismo en el que se inició el ilustre autor, que actúa en esta obra de reportero. El objeto de su reportaje es una oleada de secuestros a periodistas llevada a cabo por una banda de narcotraficantes en Bogotá.  Y este es todo el argumento, el transcurso de la monótona vida de los  secuestrados. El mérito está en convertir esto en algo interesante y enganchar al lector. Para esto el escritor nos ofrece los diferentes puntos de vista de cada uno de los secuestrados, mostrándonos sus pensamientos, sentimientos, el terror de pensar que cualquier día puede ser el último. Sin embargo, García Márquez no se centra sólo en el dolor y el sufrimiento de los secuestrados. Nos muestra una visión bajo la cual las víctimas no son solamente aquellos a los que le han quitado la libertad, si no sus familias, sus seres queridos, incluso la sociedad colombiana entera. Y los secuestradores. Incluso ellos se convierten en víctimas de las razones que tienen para hacer lo que hacen. Evitar la extradición. Los secuestros que llevan a cabo los miembros del Cartel de Medellín no son más que una forma de presionar al gobierno colombiano y conseguir la abolición de la extradición.

Finalmente dejo un fragmento de una entrevista que concedió Gabriel García Márquez a la revista colombiana CAMBIO 16 tras la publicación del libro, que creo que es bastante interesante para los que nos disponemos a convertirnos algún día en periodistas. Igualmente, el titular que encabeza es una cita textual del autor.

Pregunta. Nadie cree que a estas alturas le resulte difícil conseguir reportajes como al resto de los mortales. No es lo mismo el periodista feliz e indocumentado de hace 40 años que un Nobel al que nadie le niega ahora una entrevista.

Respuesta. Yo no me gané ese privilegio por influencias ni por plata, sino subiendo escalón por escalón en el oficio de periodista. Cuando tenía tu edad me tocaba luchar contra las mismas dificultades que tú has encontrado ahora para que yo te concediera esta entrevista. Y no se olvide que para hacer un trabajo como éste se necesita más humildad siendo premio Nobel que reportero raso.

P. Y usted que ha inventado un chocolate que hace levitar, no podría inventar los detalles a su antojo?

R. De poder, se podía. Pero el reto era jugar limpio. Lo que yo quería era escribir un reportaje con todas sus leyes, y en ellas no cabe la invención. Hoy me alegro: el libro no tiene una línea imaginaria ni un dato que no esté comprobado hasta donde es humanamente posible. Sin embargo, estoy seguro de que costará trabajo creerlo, porque parece más novela que cualquiera de mis novelas. Creo que ese es su mayor mérito.

 

María Bugarín Morais

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s