La primera víctima de una guerra siempre es la verdad

Título: The sand café

Autor: Neil MacFarquhar

Lugar de edición: Nueva York

Año de edición: 2006

Editorial: Public Affairs

The sand cafe es una novela que narra la dificultad que supuso contar la guerra del Golfo. O lo que viene siendo lo mismo, la primera guerra televisada. Una guerra donde es muy posible que los telespectadores supiesen tanto o más que los operarios en el campo de batalla.

La gente podía ver en los asientos de sus propias casas una retransmisión en vivo y en directo de lo que estaba sucediendo, inluso de las bombas que estaban cayendo en un lado o en otro, mientras un corresponsal lo contaba. Pero siempre hay un doble fondo detrás de todo, y esto era una verdad a medias.

El periodista americano P.J O’Rourke fue corresponsal destinado en Arabia Saudí para cubrir la guerra en Kuwait. Cuando su jefe le preguntaba que era lo que estaba sucediendo en aquellos instantes, él respondía “pon la CNN”. ¿Por qué?

La política americana de “embededment”, o lo que es lo mismo, seleccionar y dar acceso a la información  que ellos, los soldados americanos mandados por el gobierno, quieren y cuando quieren. Un ejemplo claro es la fascinante manera de desviar la atención, solicitando una entrevista al periodista con los encargados de las comidas precocinadas MRE (meals ready to eat), también conocidas con el tono jocoso de “meals rejected by ethiopians”.

Si bien es verdad que la primera víctima de una guerra es la verdad, podríamos decir que la segunda es la libertad de movimiento del periodista para poder llevar a cabo su oficio, que al fin y al cabo es llegar a la verdad y contarla, véase el caso del periodista fallecido, José Couso.

La novela gira alrededor de este tema. Los impedimentos puestos por los americanos para que los periodistas puedan acceder a la información, y no sólo eso, para que puedan contarla sin tapujos.

Resulta contradictorio que parece que estamos sobreinformados, al estar provistos de televisión por satélite y otros medios, pero en realidad sólo se nos informa de la versión que interesa a una minoría poderosa.

Cristina Knight Asorey

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s