El cronista, ¿un artista?

Autora: ROTKER, Susana.

Título: La Invención de la Crónica.

Año: 1992

Editoral: Ediciones letra buena


 El libro de Susana Rotker La invención de la crónica me pareció relevante como punto de partida. Este libro, que es la reescritura de una tesis doctoral publicada post-mortem (gracias a Tomás Eloy Martínez, el marido de Rotker, luego de que ella muriese en un accidente automovilístico), aunque no analiza específicamente la relación entre crónica y nuevo periodismo, lo que hace es cuestionar esa genealogía del cronista hispanoamericano cuyos antecedentes directos estarían en el nuevo periodismo norteamericano y la novela realista del siglo XIX. La perspectiva de Rotker evitaría incluso las discusiones del tipo de si Walsh hizo su operación de escritura antes de Truman Capote o no. Más allá de la discusión acerca de si los antecedentes del nuevo periodismo estarían en el realismo, Rotker propone a Rubén Darío y a José Martí –corresponsales de varios periódicos hispanoamericanos en EE.UU. a fines del siglo XIX- como antecedentes inmediatos de esta escritura que hoy llamamos

“Redescubrir las crónicas implica la aventura de la transgresión. Porque no es sino transgresión y aventura aceptar que una nueva literatura pueda surgir desde un espacio periodístico, o preguntarse qué es un género y, peor aún, qué es la literatura: por qué un texto es “arte” y otro no”

En este sentido, el libro de Rotker me parece muy interesante en la medida que trata la crónica como una forma de arte, como parte de la literatura. No sólo porque el autor firma y deja huella de su subjetividad, sino también porque utiliza recursos estilísticos más propios de las novelas que de los periódicos.

La crónica no inventa los hechos que relata, y que se asemeje en contenido y forma a la literatura no significa esto que todo discurso escrito sea literatura, puesto que la literatura se construye sobre el trabajo con el lenguaje como valor primero; significa que comprender la subjetividad de toda construcción acerca a los hombres a la conciencia de que aquello que leen es incuestionable; que aquello que leen-sea lo que fuere- no es ” lo real” sino una representación.

En palabras de la propia escritora: “la crónica propone una épica con el hombre moderno como protagonista, narrado a través de un yo colectivo que procura expresar la vida entera, a través de un sistema de representación capaz de relacionar las distintas formas de existencia, explorando e incorporando al máximo las técnicas de escritura”.

Iria Pérez Gestal

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s