Reflexiones de un salvado

Título: Triología de Auschwitz: Los hundidos y los salvados

Autor: Primo Levi

Editorial: El Aleph

Lugar de edición: Barcelona

Año de edición: 2010

 

Primo Levi nació en el seno de una familia de judíos acomodados . Fue capturado en Italia debido a su militancia política antifascista y su origen judío y fue trasladado al campo de concentración alemán ubicado en Auschwitz donde permació casi un año y del cual fue liberado, finalmente, por el Ejército Rojo. Su estancia aquí fue el punto clave para comenzar a desarrollar su faceta como escritor debido a la necesidad de transmitir los conocimientos sobre su experiencia traumática en el campo de concentración. En Los hundidos y los salvados Primo Levi analiza los fenómenos de los campos desde un punto de vista psicológico y sociológico y evita análisis simplistas. Esta obra es el resultado de su reflexión acerca de todas las cuestiones que se le han ido planteando acerca del Holocausto.

Este libro está estructurado de  forma que cada capítulo alude a un tema relacionado con el fenómeno Lager .

-“La memoria es un instrumento maravilloso, pero falaz”

En el primer capítulo del libro, El recuerdo de los ultrajes, Primo Levi analiza los testimonios posteriores a los campos de concentración y como la memoria manipula esos recuerdos debido a  traumas, depresiones, distanciamientos, la interferencia de otros recuerdos concurrentes…Además analiza como la educación, que se le fue inculcando a los alemanes como la creencia en el nacional-socialismo y la propaganda afectó a la mentalidad de los opresores.

-“Un sistema infernal  degrada a las personas, las asimila a él, y tanto más cuanto más vulnerables sean ellas, vacías, privadas de un esqueleto político y moral”.

La segunda parte es La zona gris, en la que el autor huye de un análisis simplista de las clases (oprimidos y opresores) y  hace  más distinciones dentro de ellas.  Para Levi los oprimidos están constituídos por los privilegiados quienes gozaban de derechos por su condición y que a pesar de ser minoría en los campos, entre los que sobrevivieron, eran mayoría. Alguno de ellos eran los presos políticos, los denominados kapos que estaban un nivel por encima de los prisioneros base, y los pertenecientes a los comandos especiales. Por otro lado están los no privilegiados que no recibían ningún tipo de trato de favor.

-“En el plano racional, no se podría encontrar de qué avergonzarse, pero a pesar de ello se sentía la vergüenza, y especialmente ante los pocos y lúcidos ejemplos de quienes habían tenido la fuerza y la posibilidad de resistir”

La vergüenza es el nombre que le da a este capítulo para  expresar el sentimiento de culpa de aquellos que no pudieron hacer nada para luchar contra el sistema del campo y que aún después de haber sido liberados en vez de sentir alivio por ello, sentían angustia por no poder haberlo evitado.

“La lengua se te seca en pocos días y con la lengua el pensamiento”

La comunicación es un capítulo que Primo Levi dedica a aquellas personas que, atrapadas en el campo de concentración, tenían problemas para relacionarse con el resto de gente debido al idioma y que por lo tanto, eran incapaces de entender a sus compañeros y a las ordenes de los nazis hechas, por supuesto, en alemán. Esta situación era terríble para los presos puesto que la imposibilidad de comprensión,  provocaba el enfado de sus superiores por no poder realizar la tarea encomendada por ellos, y por esto muchas veces, utilizaban la violencia como excusa para hacerlos entender lo que querían decir, llegando a matar a miles de personas.

“”Yo creo que los doce años hitlerianos(…) se han caracterizado por una generalizada violencia inútil, que ha sido un fin en sí misma, que ha estado dirigida exclusivamente a causar dolor”

Levi hace una distinción de la violencia en dos partes, la útil, que así la clasifica para poderse explicar, y la inútil que es el nombre que le da a este capítulo La violencia inútil. Todo tipo de violencia es inútil pero para poder dar una explicación de qué tipo de violencia se llevaba a cabo, utiliza esta palabra para hacer referencia todo aquellos que se hacía sin ningún propósito como meter a todos los presos en vagones de tren en condiciones infrahumanas haciéndolos evacuar en público tratándolos de convertir en animales. La palabra útil la utiliza por ejemplo cuando un preso se resistía y por ello lo mataban a tiros con el propósito evitar una revolución general.

Después de su estancia en Auschwitz, Primo Levi no consiguió librarse de ese sentimiento de culpa de no haber hecho nada o por lo menos lo suficiente, contra el sistema por el que estaba absorbido y el11 de abril de 1987 se suicidó.

“Creo que precisamente a este volverse atrás para mirar «las aguas peligrosas» se hayan debido a los muchos casos de suicidio posteriores (a veces inmediatamente posteriores) a la liberación”.

 

Astrid Seijas Rodríguez

Advertisements

Deixar un comentario

Arquivado en Uncategorized

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s